Información y Consejos de Salud para ir a Guatemala

Para cuidar la salud en Guatemala hay que tomar ciertas precauciones de sentido común y algunas añadidas para destinos concretos.

Antes de ir a Guatemala

Seguro médico

A pesar del precio relativamente bajo de la asistencia sanitaria, por lo general es recomendable contratar un seguro de viaje, que casi siempre cubre los gastos por atención médica. Antes de suscribir la póliza hay que leerla con detenimiento para ver lo que cubre y lo que no.

Vacunación

Las vacunas que suelen recomendarse para viajar a América Central son las de las hepatitis A y B y la fiebre tifoidea. Si el viajero debe pasar cierto tiempo en contacto con animales o explorando cuevas, debería vacunarse también contra la rabia.

En Guatemala

Asistencia médica en Guatemala

Las ciudades más grandes tienen hospitales públicos (baratos, con largas listas de espera) y privados (caros pero más rápidos). Las poblaciones pequeñas dispondrán de un ambulatorio y en los pueblos suele haber un médico. Por supuesto, la capital cuenta con la mejor selección de servicios sanitarios de todo el país.

La atención sanitaria es relativamente económica (25 GTQ aprox. por una consulta normal de un médico).

Aunque el “turismo médico” está despegando en Guatemala (la atención dental, p. ej., es una ganga en comparación con lo que se paga en otros países), si se presenta una dolencia seria que no precise atención inmediata, quizá convenga regresar al propio país para recibir tratamiento.

Comer sano

El problema de salud más común entre los que viajan a Guatemala tiene que ver con la digestión. Puede variar desde enfermedades graves como el cólera hasta simples casos de diarrea. Hay que vigilar lo que se come y se bebe y, en general, se introduce en la boca. He aquí unas sencillas normas preventivas para tener el viaje en paz:

  • Lavarse bien las manos antes de comer o tocarse la cara.
  • Comer solo en sitios que se vean limpios (el estado del comedor a veces es un buen indicador de cómo está la cocina).
  • Comer únicamente en lugares concurridos a la hora de las comidas para asegurarse de que los productos son frescos.
  • Pelar, cocer o desinfectar frutas y verduras.
  • Ser muy escrupuloso con la comida ambulante.
  • Evitar el agua del grifo a menos que haya sido bien hervida o desinfectada. En los restaurantes más caros el hielo se hace con agua purificada, pero si se quiere ser más cuidadoso, es preferible pedir las bebidas sin hielo.
  • Si el viajero siente malestar y le dura más de un par de días, debe llevar una muestra de heces a un laboratorio (los hay incluso en las poblaciones más pequeñas) para su análisis. Obtendrá un informe tal vez alarmante sobre el tipo de parásitos que tiene. Cualquier farmacéutico podrá recetarle la medicina adecuada basándose en el informe.

Mosquitos

Pueden transmitir dos enfermedades graves: la malaria y el dengue. Contra la malaria existen pastillas, recomendables si el viajero viaja a zonas rurales por debajo de los 1500 m, sobre todo en la estación lluviosa (jun-nov). No hay riesgo de malaria en Antigua ni en los alrededores del lago de Atitlán. La mejor prevención contra las enfermedades transmitidas por mosquitos es evitar las picaduras. En las zonas de alto riesgo hay que usar un repelente con DEET (debe llevarse de casa), vestir con mangas y pantalones largos, evitar estar al aire libre al amanecer y al atardecer y, en los hoteles, revisar las mosquiteras de ventanas y camas en busca de agujeros.

Virus del zika

A finales del 2015 se informó de que el virus del Zika había llegado a Guatemala, y a principios del 2016 se habían confirmado más de 100 casos. Transmitido también por los mosquitos, los síntomas del Zika son fiebre, erupciones cutáneas, dolor en las articulaciones y enrojecimiento de los ojos. Las complicaciones para embarazadas y niños revisten más gravedad; para conocer detalles, véase la web del Centro para el Control de Enfermedades (www.cdc.gov). Igual que otras enfermedades transmitidas por los mosquitos, la mejor prevención es evitar las picaduras.

Agua del grifo

Aunque muchos guatemaltecos beben agua del grifo (con frecuencia más por necesidad que por gusto), no es recomendable para los extranjeros. El agua purificada es barata y se consigue fácilmente en zonas turísticas y también en regiones apartadas.

Seguro de viaje

Es recomendable contratar un seguro que cubra robos, pérdidas y problemas médicos. Algunas pólizas excluyen las actividades peligrosas, como el submarinismo, el motociclismo e incluso el senderismo.

Siempre es más aconsejable contratar un seguro que abone directamente los gastos de médicos y hospitales que otro que obligue al viajero a pagar la asistencia de su bolsillo y reclamar el importe al volver a su país. En caso de tener que reclamar más adelante, es necesario conservar toda la documentación pertinente.

También debe comprobarse que el seguro cubra los desplazamientos en ambulancia o un vuelo de repatriación de emergencia.

 

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Mujeres en el lago Atitlán, Guatemala
10 experiencias imprescindibles en Guatemala. Rincones y experiencias para nuestro encuentro con la cultura maya y dejarnos seducir por esta civilización.
María San Martín García
Palacio Nacional en la ciudad de Guatemala, Guatemala
Guatemala, uno de los rincones olvidados de Centroamérica, reivindica su pasado maya y su exuberante paisaje convirtiéndose en un destino de excepción.
Angkor Wat, Camboya
Un equipo de autores de las guías Lonely Planet ha confeccionado la lista de los 500 mejores destinos del planeta, y estos son 20 imprescindibles.
Danny Iacob/500px