Información y Consejos de Salud para ir a Indonesia

Es fácil recibir tratamiento para lesiones leves y otras dolencias comunes de los viajeros en las ciudades grandes y en Bali, pero cuanto más se aleja uno de estas zonas, más se complica el acceso a la atención médica. Si la situación es grave, hay que abandonar Indonesia.

Al visitar los trópicos, los viajeros suelen preocuparse por las enfermedades infecciosas, aunque rara vez son graves o mortales. Son mucho más determinantes las enfermedades preexistentes, como las afecciones cardíacas y los accidentes (en especial de tráfico), que se cuentan entre las principales causas de muerte.

Es fundamental saber qué precauciones se deben tomar en Indonesia. En Bali hay que prestar especial atención a la rabia, las picaduras de mosquito y el sol tropical. En el resto del país hay que tener en cuenta muchos factores.

Los siguientes consejos son solo una guía general y en ningún caso sustituyen la opinión de un médico especializado en viajes.

Antes de partir

Hay que comprobar que cada medicamento vaya en su envase original con la etiqueta correcta. También es recomendable llevar una carta del médico firmada y fechada en la que se indiquen las enfermedades del viajero y la medicación (con nombres genéricos). Si se llevan jeringuillas o agujas, en necesario contar con un documento que acredite su prescripción médica.

Si se toma una medicina de forma habitual, es aconsejable llevar las dosis dobles para prever casos de pérdida o robo. Se pueden comprar varios medicamentos sin receta, pero puede resultar difícil encontrar antidepresivos, medicación para la tensión y píldoras anticonceptivas.

Seguro

Aunque el viajero goce de buena salud, debería contratar un seguro de viaje, ya que pueden producirse accidentes. Sin seguro, la evacuación de emergencia resulta muy cara; pagar más de 100 000 US$ es algo habitual.

Hay que saber de antemano si el seguro pagará directamente al proveedor del servicio o si el viajero debe pagar primero y la compañía reembolsa el dinero después.

Vacunas recomendadas

Las clínicas especializadas en medicina tropical son la mejor fuente de información. Almacenan todas las vacunas disponibles y ofrecen recomendaciones para el viaje.

La mayor parte de las vacunas no producen inmunidad hasta pasadas dos semanas desde su administración. Lo mejor es pedir un certificado internacional de vacunación al médico de cabecera, donde consten las vacunas que le han administrado al viajero.

Las vacunas recomendadas para todos los que viajen al sureste asiático son las siguientes:

  • Tétano Bastará una dosis de recuerdo si no se ha recibido ninguna en los últimos 10 años.
  • Hepatitis A Ofrece casi un 100% de inmunidad durante un año. Una vacuna de recuerdo tras 12 meses ofrece otros 20 años de protección.
  • Fiebre tifoidea Recomendada salvo que el viaje dure menos de una semana y se limite a ciudades desarrolladas. La vacuna ofrece alrededor de un 70% de protección, dura entre dos y tres años y se administra en una única dosis.
  • RabiaConsta de tres inyecciones. Una vacuna de recuerdo al año, ofrece inmunidad durante 10 años. Esencial en Bali, donde la epidemia de rabia se ha prolongado durante años.

Hay otras vacunas recomendadas si se viaja fuera de las grandes ciudades, Bali y Lombok.

  • Hepatitis B Es muy común entre los viajeros. Se administra en tres dosis distribuidas en seis meses. Ofrece inmunidad de por vida en el 95% de los casos.
  • Cólera Una dosis oral; se recomienda si se viaja a zonas remotas.
  • Encefalitis B japonesa Requiere tres inyecciones en total. Se recomienda una vacuna de recuerdo a los dos años.
  • Meningitis Una única inyección. Aconsejable para menores de 25 años en estancias largas.

Vacunas necesarias

La única vacuna que exige la normativa internacional es la de la fiebre amarilla. Solo se requerirá el certificado de vacunación si se ha visitado algún país situado en una zona endémica de fiebre amarilla (ciertas partes de África y Sudamérica) en los seis días previos a la llegada al sureste asiático.

Botiquín

Algunos artículos recomendados para viajar con un botiquín personal básico (los más específicos se pueden obtener fácilmente en Indonesia, si es necesario):

  • crema antibacteriana
  • antihistamínicos (muchas opciones)
  • antisépticos (p. ej.: Betadine)
  • anticonceptivos
  • repelentes para insectos con DEET
  • artículos de primeros auxilios: tijeras, vendas, un termómetro y pinzas
  • ibuprofeno u otro antiinflamatorio
  • pomada con corticoides para el sarpullido y los picores cutáneos (p. ej.: 1-2% de hidrocortisona)
  • protección solar y un gorro
  • pastillas para la garganta
  • tratamiento para el afta vaginal

En Indonesia

Disponibilidad y coste de la atención médica

En las zonas rurales puede ser complicado encontrar asistencia médica fiable, pero hoy en día muchas grandes ciudades disponen de clínicas específicas para viajeros y expatriados. Estas clínicas suelen ser más caras que los centros locales, pero merece la pena usarlas ya que están mejor equipadas. Además, conocen el sistema sanitario local y pueden aconsejar sobre los mejores hospitales y especialistas de la zona. Estas clínicas también podrían ponerse en contacto con la aseguradora si el viajero necesitara ser evacuado.

Si el viajero cree que puede tener una enfermedad grave, en especial malaria, no debe perder ni un segundo y dirigirse al centro médico fiable más cercano para que lo traten.

En general, el nivel de atención sanitaria local no está a la altura internacional. A los médicos extranjeros no se les permite trabajar en Indonesia, aunque algunas clínicas (como las de Bali y Yakarta) para extranjeros cuentan con ‘asesores internacionales’. Casi todos los médicos indonesios trabajan en hospitales gubernamentales durante el día y en clínicas privadas por la noche, lo que significa que la asistencia privada no acostumbra a disponer de su mejor personal durante el día. Los casos graves se trasladan a Australia, Bangkok o a Singapur.

Farmacias

En Yakarta, otras ciudades grandes y Bali, las farmacias (apotik) suelen ser fiables. La cadena farmacéutica Kimia Farma (www.kimiafarma.co.id), es fiable y cuenta con muchos establecimientos en toda la nación. Hay que tener cuidado en las farmacias de lugares pequeños, pues los medicamentos falsos, caducados o en malas condiciones de almacenamiento están a la orden del día.

Enfermedades infecciosas

Gripe aviar

El virus H5N1 ha causado más de 100 muertes en Indonesia. La mayoría de los casos se han dado en Java. El tratamiento es complicado y reaparece periódicamente.

Dengue

Esta enfermedad transmitida por un mosquito es un problema importante, y la tasa de infección de Indonesia es de las más altas del mundo. Puesto que no existe una vacuna, la única forma de prevenirla es evitar las picaduras de mosquito. El mosquito transmisor actúa de día y de noche, así que se debe usar repelente a todas horas. Entre los síntomas figuran fiebre alta y fuerte dolor de cabeza y muscular. No existe un tratamiento específico, solo reposo y paracetamol, pero no aspirina, puesto que aumenta el riesgo de hemorragias. Se aconseja acudir al médico para el diagnóstico y seguimiento.

Hepatitis A

Este virus, que se transmite a través del agua y la comida, infecta el hígado, causando ictericia (piel y ojos amarillentos), náuseas y letargo, está presente en toda la región. No existe un tratamiento específico, simplemente hay que dejar pasar un tiempo hasta que se cure el hígado. Las personas que viajen al sureste asiático deberían vacunarse contra la hepatitis A.

Hepatitis B

Es la única enfermedad de transmisión sexual que puede prevenirse con una vacuna. Se transmite a través de fluidos corporales, lo que incluye el contacto sexual. En algunas partes del sureste asiático, hasta un 20% de la población es portadora de hepatitis B.

VIH

El VIH constituye un problema grave en muchos países asiáticos, y Bali tiene la tasa más alta de Indonesia. La forma de contagio más común de esta enfermedad es el contacto sexual.

El riesgo de transmitir el VIH por vía sexual se puede reducir muchísimo usando un kondom (preservativo). Se pueden comprar en los supermercados, los puestos ambulantes y las farmacias de las zonas turísticas, así como en las apotik que hay en casi todas las ciudades.

Encefalitis B japonesa

Aunque los viajeros no suelen contagiarse, cada año se registran numerosos casos de esta enfermedad vírica transmitida por un mosquito entre la población local. Gran parte de los casos se dan en las zonas rurales y se recomienda que se vacunen aquellos viajeros que vayan a pasar más de un mes fuera de las ciudades. No existe tratamiento; una tercera parte de los enfermos muere y otro tercio sufre daños cerebrales irreversibles.

Malaria

El riesgo de contraer la malaria es mayor en las zonas rurales de Indonesia, aunque únicamente se considera que no hay malaria en las ciudades importantes de Java, Bali y las islas Gili.

Para prevenirla deberían combinarse dos estrategias: evitar las picaduras de mosquito y tomar medicamentos antipalúdicos.

La mayoría de la gente que contrae la enfermedad ha tomado una medicación inadecuada o ninguna.

Se aconseja a los viajeros que eviten las picaduras de mosquito haciendo lo siguiente:

  • Usar un repelente con DEET sobre la piel expuesta. Los espráis y lociones contra insectos solo resultan efectivos en zonas de menos riesgo (como Bali). Conviene traer de casa pequeños botes de DEET altamente concentrado, y seguir las instrucciones cuidadosamente.
  • Dormir bajo una mosquitera impregnada de permetrina.
  • Alojarse en un establecimiento con mosquiteros y ventiladores o aire acondicionado.
  • Impregnar la ropa con permetrina en las zonas de alto riesgo.
  • Llevar mangas largas y pantalones (largos) de colores claros.
  • Usar espirales antimosquitos.
  • Rociar la habitación con un repelente de insectos antes de salir a cenar.

Existen varios fármacos antipalúdicos (Artesunato y Cloroquina no son efectivos):

  • Doxiciclina Este comprimido diario es un antibiótico de amplio espectro que posee el valor añadido de ayudar a prevenir varias enfermedades tropicales. Entre los posibles efectos secundarios destacan la tendencia a quemarse con el sol, candidiasis, indigestión, acidez, náuseas y la interferencia en la efectividad de la píldora anticonceptiva.
  • Lariam (mefloquina) Ha recibido muchas críticas, en parte justificadas y en parte infundadas. Este comprimido semanal le funciona a mucha gente. Algunos de sus efectos secundarios graves, aunque poco frecuentes, son depresión, ansiedad, psicosis y ataques epilépticos.
  • Malarone Una combinación de atovacuona y proguanil. Los efectos secundarios, sobre todo náuseas y dolor de cabeza, son poco frecuentes y leves. Es el más adecuado para los submarinistas y para aquellos que permanezcan poco tiempo en las zonas de riesgo. Debe seguir tomándose hasta una semana después de dejar la zona de riesgo.

Rabia

Se contagia por la mordedura o el lametón de un animal infectado, por lo general un perro o un mono, y puede causar la muerte si el viajero no se vacuna lo antes posible. En el 2008 se produjo un brote importante en Bali, pero se han registrado casos por toda Indonesia.

Para minimizar riesgos, conviene ponerse las tres inyecciones contra la rabia. Además, revacunarse un año después proporciona diez años de protección. No suele haber vacunas en Bali, así que hay que ponérselas antes de partir.

También conviene evitar las mordeduras de los animales, sobre todo a los niños.

Vacunarse antes de viajar permite que el tratamiento en caso de contagio sea mucho más simple. Si se sufre una mordedura o un arañazo, hay que lavar suavemente la herida con agua y jabón, aplicar un antiséptico de yodo y acudir al médico.

Quienes no estén vacunados deben recibir una dosis de inmunoglobulina contra la rabia lo antes posible. Hay que limpiar la herida de inmediato y buscar asistencia médica enseguida. Conviene saber que las reservas de inmunoglobulina contra la rabia se agotan pronto en Indonesia, de modo que hay que estar preparado para viajar rápidamente a Singapur para recibir tratamiento.

Fiebre tifoidea

Esta grave infección bacteriana se transmite a través de los alimentos y el agua. Sus síntomas son fiebre cada vez más alta y dolor de cabeza, posiblemente acompañados de tos seca y dolor de estómago. Se diagnostica con un análisis de sangre y se trata con antibióticos.

Diarrea

Las diarreas son con diferencia el problema que más afecta a los viajeros; entre un 30 y un 50% la padecen durante las dos primeras semanas del viaje. En más del 80% de los casos, son consecuencia de bacterias (hay varios posibles culpables), y por consiguiente responden de inmediato al tratamiento con antibióticos.

La diarrea se caracteriza por más de tres deposiciones acuosas al día, acompañadas por al menos uno de los siguientes síntomas: fiebre, calambres, náuseas, vómitos o malestar general.

Tratamiento

La loperamida (Imodium) es solo un antidiarreico, pero no acaba con la causa del problema. Sin embargo, puede resultar útil, por ejemplo, si hay que realizar un trayecto largo en autobús. No se debe tomar en caso de fiebre o sangre en las deposiciones. Se recomienda buscar asistencia médica de inmediato si no se responde al tratamiento con un antibiótico apropiado. Si no fuera posible hay que intentar:

  • Mantenerse bien hidratado; las soluciones rehidratantes como el Gastrolyte son lo más apropiado.
  • Los antibióticos como el norfloxacino, ciprofloxacino o la azitromicina eliminarán la bacteria rápidamente.

Giardiasis

La Giardia lamblia es un parásito bastante común entre los viajeros. Entre los síntomas se cuentan náuseas, hinchazón, exceso de gases, fatiga y diarreas intermitentes. El parásito puede desaparecer sin tratamiento, pero este proceso puede tardar meses. Acostumbra a tratarse con tinidazol, o con metronidazol como segunda opción.

Peligros medioambientales

Contaminación atmosférica

Es un grave problema en las ciudades, especialmente la causada por vehículos. Además, la neblina tóxica de los incendios provocados para despejar terreno para las plantaciones de palma cubre Sumatra en la estación seca. En caso de problemas respiratorios graves conviene consultar con el médico antes de viajar. También puede producir problemas respiratorios menores, como sinusitis, garganta seca e irritación ocular. Cabe plantearse el uso de una máscara, cada vez más frecuente entre los indonesios.

Submarinismo

Los submarinistas y surfistas deberían consultar con un especialista antes de partir para asegurarse de que su botiquín contenga medicamentos apropiados para los cortes causados por corales o las infecciones de oído. En el caso del submarinismo, también deberían cerciorarse de que su seguro cubre la descompresión.

Calor

El clima caluroso y húmedo suele producir hinchazón en los pies y tobillos, y también calambres musculares debido a la excesiva transpiración. Para prevenirlo, se debe evitar la deshidratación y los grandes esfuerzos con calor. Hay que evitar lo siguiente:

  • Agotamiento por calor Los síntomas más comunes son sensación de debilidad, dolor de cabeza, irritabilidad, náuseas o vómitos, piel sudada, pulso débil o acelerado y una temperatura corporal ligeramente alta. El tratamiento consiste en alejar a la persona del calor o del sol, abanicarla y aplicarle paños fríos y húmedos en la piel, tumbarla con las piernas levantadas y rehidratarla con agua mezclada con sal, en una proporción de una cucharadita por litro. La recuperación es rápida.
  • Insolación Es grave y debe tratarse con urgencia. Los síntomas aparecen de repente, y pueden ser debilidad, náuseas, piel seca y caliente, una temperatura corporal de 41°C, mareos, confusión, pérdida de coordinación e incluso desmayos y pérdida de consciencia. Hay que buscar asistencia médica urgente y empezar por apartar a la persona del calor, desnudarla, abanicarla y aplicarle paños fríos y húmedos o hielo por todo el cuerpo.
  • Fiebre miliar Es una erupción cutánea común en los trópicos causada por la retención de sudor bajo la piel. El resultado es un sarpullido acompañado de picor. Se trata apartando del calor a la persona afectada y llevándola a un lugar con aire acondicionado durante unas horas. También debería darse duchas de agua fría.

Picaduras

No es extraño que durante su estancia en Indonesia el viajero haga algunos amigos indeseables.

  • Chinches No transmiten enfermedades, pero sus picaduras son muy molestas. Se puede tratar el picor con antihistamínicos.
  • Medusas La mayoría no son peligrosas, pero producen irritación. Las picaduras pueden ser bastante dolorosas, pero no fatales. Lo primero que hay que hacer en caso de picadura es echar vinagre en la zona afectada para neutralizar el veneno. Hay que acudir al médico en caso de sentirse mal tras una picadura.
  • Garrapatas Se agarran al cuerpo al caminar por el bosque. Si al viajero le ha picado una y nota síntomas como una erupción en la zona de la picadura, o en cualquier otro lugar, fiebre o dolores musculares, debe acudir al médico.

Problemas cutáneos

  • Infecciones micóticas Existen dos infecciones micóticas que afectan a algunos viajeros. La primera se manifiesta en las zonas húmedas poco ventiladas, como el pubis, las axilas y los dedos de los pies. Parece un parche rojo que se extiende poco a poco y suele causar picor. Para tratarla hay que mantener la piel seca, evitar el roce y usar una crema antifúngica como Clotrimazol o Lamisil.
  • Cortes y arañazos Se infectan con facilidad en los climas tropicales, por lo que se les debe prestar especial atención. Hay que lavar de inmediato la herida con agua limpia y aplicar un antiséptico. Si se perciben síntomas de infección, conviene ir al médico. Los submarinistas y los surfistas han de tener cuidado con los cortes producidos por corales, pues se suelen infectar.

Quemaduras solares

Incluso en los días nublados es fácil sufrir quemaduras solares. Para evitarlas conviene:

  • Usar una buena protección solar (al menos factor 30).
  • Aplicarse de nuevo la protección al salir del agua.
  • Es aconsejable llevar sombrero de ala ancha y gafas de sol.
  • Evitar las horas de máxima exposición (de 10.00 a 14.00).

Mujeres y salud

En las zonas turísticas y las ciudades grandes es fácil encontrar productos sanitarios, no así en las zonas rurales, donde resulta especialmente difícil encontrar tampones.

Las medidas para controlar la natalidad son limitadas, de modo que conviene llevar anticonceptivos.

Seguro de viaje

Es fundamental contratar una póliza de seguros contra robo, pérdida y enfermedad. Existe una gran variedad, y muchas de ellas se pueden contratar por internet; conviene asegurarse de que incluye la evacuación rápida en caso de urgencia médica desde cualquier lugar de Indonesia.

Los robos son un potencial problema en Indonesia. Hay que asegurarse de que la póliza cubra adecuadamente los objetos de valor. Muchas tienen restricciones sobre ordenadores portátiles y material de fotografía caro. Los reembolsos suelen cubrir el valor amortizado, no el de reposición.

En la página web www.lonelyplanet.com/travel-insurance se pueden contratar seguros. También se puede ampliar la póliza y realizar reclamaciones.

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Dragón del Parque Nacional de Komodo, Indonesia
Lonely Planet ha elegido Indonesia TOP 10 de los mejores destinos asiáticos para visitar. ¡Descubre el 'ranking' Best in Asia 2018!
Anna_Kucherova_Shutterstock
Estatuas de Buda en el templo Isurumuniya, Anuradhapura, Sri Lanka
Best in Travel 2019: los mejores destinos para viajar en 2019 elegidos por Lonely Planet. ¡Descubre los 10 mejores países del 2019!
eFesenkoi_Shutterstock
Arugam Bay, Sri Lanka
Los 10 mejores destinos de Asia para viajar en el 2018, según Lonely Planet. Este es el 'ranking' Best in Asia 2018.
Shanti Hesse / Shutterstock