Irán clásico

Irán clásico

En dos semanas se pueden ver las joyas de la rica historia de Irán, pero hay que moverse bastante.

Se empieza en Teherán y se pasan dos días viendo puntos de interés como el palacio de Golestán, el Tesoro de las Joyas Nacionales o el Gran Bazar. Se toma un autobús a Kashan, donde se puede explorar el bazar, ver las casas tradicionales de la época de la dinastía Kayar y relajarse en el jardín de Fin.

Luego, se hace una parada en la mezquita y en la tumba de Natanz de camino al esplendor arquitectónico de Isfahán, donde se pasan tres días explorando las mezquitas de la plaza de Naqsh-e Jahan (plaza del Imán), el bullicioso Bazar-e Bozorg, los sublimes puentes que cruzan el río Zayandeh y la comunidad armenia de Jolfa.

Los siguientes tres días se para en la ciudad comercial de Yazd, en el desierto, para recorrer su laberinto de calles, asombrarse con la Masjed-e Jameh y subir a las torres del silencio zoroastras. Si se quiere un cambio de ritmo, se puede parar en el pueblo de Fahraj, también en el desierto, antes de pasar un día visitando las antiguas Pasargada y Persépolis de camino a Shiraz, donde se pasan dos días visitando los jardines de la época de la dinastía Zand, el bazar y el casco viejo. Por último, vuelo de vuelta a Teherán.

 

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Parque Nacional de los Volcanes de Hawái
Estas son solo 16 de las muchas maravillas que se pueden encontrar en nuestro excepcional planeta. Una selección de 16 lugares extraordinarios.
jo_Crebbin_Shutterstock
Italia, Florencia, coronavirus
Algunos de los primeros países en introducir restricciones por la COVID-19 han empezado a levantarlas lentamente y con precaución reabriendo actividades no esenciales.
Bucear en el Mar Rojo, Egipto
Los mejores lugares para bucear en Oriente Próximo, una región con gran cantidad de atracciones submarinas y un mejor acceso a los centros de buceo.
I T_A_L_O_Shutterstock