Santa Sofía y Sultanahmet

Muchos de los visitantes que llegan a Estambul no salen de Sultanahmet: algo que, aun siendo una pena, no sorprende. Sus mezquitas y museos –incluida la grandiosa Santa Sofía– conforman una especie de cápsula del tiempo de la historia bizantina y otomana única, y su formidable oferta cultural, comercial y hotelera se puede recorrer cómodamente a pie.

Lo mejor en un día

En Estambul, todos los caminos llevan a su centro espiritual, la plaza de Sultanahmet. Enmarcado por los majestuosos edificios de Santa Sofía y la Mezquita Azul, este modesto jardín se levanta sobre las ruinas del Gran Palacio de Constantinopla y es un punto óptimo para iniciar la exploración del barrio. Tras visitar la Mezquita Azul, se puede enfilar hacia el Museo de los Mosaicos del Gran Palacio y las tiendas del bazar de Arasta, antes de acabar en Santa Sofía y sus tumbas.

Tras almorzar en Erol Lokantası puede darse una vuelta por el Hipódromo y entrar al Museo de Arte Turco e Islámico y a la Cisterna Basílica. Al atardecer se toma un trago en Cihannüma o en el patio trasero del Yeşil Ev.

Para cenar, pruébese el rico pescado local en el Ahırkapı Balıkçısı o el Balıkçı Sabahattin, antes de desconectar con un narguile (pipa de agua) en el el Cafe Meşale o el Derviş Aile Çay Bahçesi.

 

Tienda

Artículos más leídos

Bombay (Mumbai), India
En el mundo hay un montón de ciudades de primera línea y de visita casi obligada, que podrían tomarse por capitales de país, pero no, no lo son. Aquí van 10 de las más conocidas.
Sapsiwai_Shutterstock
Gastronomía típica de Estambul, Turquía
La cocina turca ofrece innumerables e irresistibles platos y Estambul es el lugar perfecto para descubrirlos y degustarlos.
Cristi_Popescu_Shutterstock
Queen Victoria Market, Melbourne, Australia
Un viaje para disfrutar de los mejores sabores del mundo en 10 mercados locales.
Adam Calaitzis_Shutterstock