11 actividades gratis para disfrutar de Bangkok

Texto por
Micaela Marini Higgs, autora de Lonely Planet
Parque Lumphini, Bangkok, Tailandia
sod_tatong_Shutterstock

11 propuestas para descubrir Bangkok a coste cero

Una de las razones de la popularidad de la capital de Tailandia, además de sus bellos edificios religiosos y su proximidad a increíbles playas, es lo económica que resulta; si el viajero come como los lugareños y evita desplazarse en tuk-tuk, se ahorrará sus buenos bahts.

La bella Bangkok es una ciudad llena de cosas maravillosas que disfrutar gratis, Tailandia © Sean Pavone / Shutterstock La bella Bangkok es una ciudad llena de cosas maravillosas que disfrutar gratis, Tailandia © Sean Pavone / Shutterstock

Y si realmente uno tiene que vigilar cada céntimo, Bangkok tiene un montón de puntos de interés y actividades –templos singulares, arte contemporáneo, mercados de fama mundial, almacenes de flores– que pueden disfrutarse sin gastar dinero.

 

A continuación, 11 ideas para explorar gratis la ciudad:

1. Perderse en uno de los mercados más grandes del mundo

En el Chatuchak Weekend Market se pueden comprar recuerdos de primera; y mirar es gratis, Bangkok, Tailandia © Vassamon Anansukkasem / Shutterstock En el Chatuchak Weekend Market se pueden comprar recuerdos de primera; y mirar es gratis, Bangkok, Tailandia © Vassamon Anansukkasem / Shutterstock

No hay lugar mejor ni tan diverso para observar sin comprar que el Mercado de fin de semana de Chatuchak. Sus compactos pasillos están flanqueados por puestos que venden de todo, desde recuerdos producidos en masa y artículos de piel artesanales, hasta prendas de marcas de diseño tailandés y ropa vintage de importación. Y ‘de todo’ es ‘de todo’, incluso venden animales, y junto a los adorables gatitos, no es raro que también se detecte fauna ilegal.

 

Bangkok

 

2. Arte contemporáneo en un espacio moderno

Si el viajero aprecia el arte contemporáneo (y el aire acondicionado), que visite el Bangkok Arts and Culture Center, un moderno edificio lleno de tiendas y galerías que rodean un atrio central. En las plantas inferiores hay galerías privadas, boutiques y cafeterías; y el piso superior alberga exposiciones de algunos de los artistas más brillantes de Tailandia, junto con obras de famosos artistas extranjeros.

 

3. Espiritualidad en el centro de la ciudad

Para disfrutar de un momento de paz en el concurrido centro de la ciudad, Bangkok, Tailandia © Uthai Chutivipaporn / Shutterstock Para disfrutar de un momento de paz en el concurrido centro de la ciudad, Bangkok, Tailandia © Uthai Chutivipaporn / Shutterstock

Es buena idea unirse al gentío que quema incienso y hace ofrendas en el santuario Erawan, situado junto a un cruce en el principal barrio comercial de la ciudad, y dedicar un momento a la reflexión y a contemplar la singular mezcla de tradiciones budistas e hinduistas del lugar. Los feligreses pueden contratar bailarines tailandeses para que acompañen sus plegarias, y durante todo el día un flujo constante de visitas mantiene la zona llena de humo, música y guirnaldas de flores.

 

4. Descubrir el Bangkok del pasado

Para descubrir la ciudad de los años cuarenta hay que visitar el Bangkokian Museum, ubicado en tres casas de teca que muestran cómo era la vida urbana antes de la moderna expansión actual. La casa principal está llena de muebles que ofrecen una perspectiva de la vida de la clase media tailandesa a mediados del s. XX, mientras que la tercera casa es una especie de museo de curiosidades con una galería en la planta superior dedicada a la historia del barrio (en tailandés).

 

5. Pasar un rato en la naturaleza

Visitar Lumphini Park al caer el sol permite disfrutar del fresco y de vistas mágicas, Bangkok, Tailandia © Kenneth Dedeu / Shutterstock Visitar Lumphini Park al caer el sol permite disfrutar del fresco y de vistas mágicas, Bangkok, Tailandia © Kenneth Dedeu / Shutterstock

Con prados bien cuidados, paisajes frondosos y un lago artificial con botes en forma de cisne, el Lumphini Park ofrece una escapada en pleno centro de la ciudad. Esta extensa zona verde llena de bancos y a la sombra de los árboles es el lugar ideal para relajarse leyendo un libro o yendo de pícnic, y cobra vida al alba y al anochecer, cuando la temperatura es más fresca. Es buena idea participar en una de las tres clases de gimnasia gratuitas y sudar la camiseta con los lugareños al ritmo de éxitos de la música pop de principios de los años 2000.

 

6. Explorar la otra India Town

El fotogénico Sri Mariamman es un pedacito de India en medio de Bangkok, Tailandia © Amble Design / Shutterstock El fotogénico Sri Mariamman es un pedacito de India en medio de Bangkok, Tailandia © Amble Design / Shutterstock

La India Town oficial de Bangkok se extiende al borde de Chinatown, pero Soi Pan, en Silom, es otro epicentro de la comunidad india. Allí se pueden ver restaurantes indios y curiosear escaparates de postres multicolores antes de visitar el templo hinduista Sri Mariamman, cuyas torres, de 6 m de altura, están decoradas con elaboradas y dinámicas tallas de distintas deidades.

 

7. Descubrir de dónde viene lo que uno come

Una excursión a primera hora de la mañana al mayor mercado flotante de la ciudad permite descubrir dónde compran sus ingredientes la mayoría de restauradores y vendedores ambulantes de comida de la ciudad. Llamado irónicamente Khlong Toey por la fragante hoja del pandano, el aire de esta zona suele apestar a pescado y al perfume del durio, que se adora o se odia. Por suerte las vistas son mejores que el olor, y los alimentos son fresquísimos; entre otras cosas se pueden ver insectos vivos, cráneos de ovejas y pollos a la espera de que les "retuerzan" el pescuezo.


Lo mejor de Chiang Mai, una ciudad tradicional y muy creativa

 

8. Visitar la última novedad del Creative District

En un edificio remodelado de la época de la II Guerra Mundial, Warehouse 30 es un conjunto de tiendas, talleres y cafés que ofrece conferencias y exposiciones, además de unir una serie de espacios creativos en el distrito de Bang Rak. Tras curiosear las obras de los diseñadores tailandeses se puede cruzar la calle y visitar la Fifty Years Gallery, donde venden antigüedades y objetos asiáticos con casi 2000 años de historia. Al doblar la esquina se puede fotografiar el mural de Vhils, grabado en la pared de hormigón que hay frente a la Embajada portuguesa.

 

9. Pararse a oler las flores

Sentir los olores y colores del mercado de Pak Khlong Talat, Bangkok, Tailandia © Smarta / Shutterstock Sentir los olores y colores del mercado de Pak Khlong Talat, Bangkok, Tailandia © Smarta / Shutterstock

Para disfrutar de aromas agradables hay que visitar el mercado de flores Pak Khlong Talat, junto al Wat Pho, y descubrir de dónde proceden las phuang malai (guirnaldas florales que se entregan como ofrendas religiosas o señal de respeto) de la ciudad. Con un montón de bolsas llenas de flores que se vierten por la calle y los almacenes repletos de comerciantes de flores, es un lugar ideal para hacer fotografías preciosas.

 

Guía Bangkok de cerca

 

10. Visitar Chinatown

El denso aroma de la medicina herbal tradicional flota en sus calles, y es que el Chinatown de Bangkok ofrece una experiencia sensorial tan completa que no se encuentra en ninguna otra parte de la ciudad. En los estrechos callejones del mercado, cerca de Yaowarat Road, se pueden comprar ingredientes de la cocina tradicional china y prendas con frases en inglés deliciosamente absurdas. Hay que probar la comida de los puestos callejeros, que es lo que da fama a esta zona; de noche las multitudes de vendedores y clientes entusiastas quedan iluminados por los rótulos de neón de la calle principal.

 

11. El Mercado de los Amuletos

Una compra en el Mercado de los Amuletos puede traer buena suerte, Bangkok, Tailandia © Mick Elmore / Lonely Planet Una compra en el Mercado de los Amuletos puede traer buena suerte, Bangkok, Tailandia © Mick Elmore / Lonely Planet

En Tailandia, los hombres con oficios peligrosos suelen llevar amuletos; y es fácil ver uno o dos de estos objetos en un taxi. Para observar a la gente y apreciar la gran variedad de talismanes a la venta, es buena idea visitar el Mercado de los Amuletos, donde se ven clientes hojeando catálogos y echando mano de lupas para inspeccionar mejor la mercancía.

 

Si es la primera vez que se viaja a la capital de Tailandia, aquí van algunos consejos y datos prácticos:

Bangkok por primera vez: microguía de la capital tailandesa

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.