Las 7 mejores piscinas urbanas al aire libre del mundo

Texto por
Emily Frost, autora de Lonely Planet
Kitsilano Pool, piscina urbana de Vancouver, Canadá
Eric Buermeyer / Shutterstock

7 propuestas urbanas para ¡lanzarse al agua! 

Lanzarse a una piscina de agua fría es, a la vez, revitalizante y estremecedor; un acto de automotivación que recompensa en el mismo instante en el que se emerge a respirar. Ahora, que el lector imagine esa misma sensación pero rodeado de algunos de los perfiles urbanos más emblemáticos del planeta…

Guía Lonely Planet El mundo

 

Entre rascacielos, edificios históricos y cafés hípsters de las ciudades del mundo hay un montón de playas, ríos y lagos donde zambullirse con todas las ventajas de nadar al aire libre pero en pleno entorno urbano. ¿Hay ganas de marcarse unos largos de crol por el área metropolitana o de nadar en abierto por la jungla de asfalto? Desde un baño en el Serpentine londinense hasta unas brazadas en El Bronx neoyorkino, este artículo recopila 7 propuestas para "lanzarse" al agua.

 

Piscina urbana de Copenhague: Islands Brygge Harbour Baths, Dinamarca

Islands Brygge Harbour Baths, en Copenhague, un sitio popular para darse un chapuzón © JonLee / Shutterstock

 

1. Islands Brygge Harbour Baths, Copenhague, Dinamarca

Viniendo del país que brindó al mundo el hygge, la oferta para nadar al aire libre en Copenhague es tan amplia y popular como cabría esperar. En la parte alta de la lista están los Islands Brygge Harbour Baths, que adornan el pintoresco litoral de la ciudad y regalan grandes vistas de su perfil urbano a los lugareños, familias y bañistas visitantes que se remojan en sus frías aguas. Inauguradas en el 2003 en el pintoresco barrio de Islands Brygge, esta serie de piscinas son ideales para refrescarse en verano y, además, tienen trampolines para quienes quieran dar el salto.

Y después…

Tras el chapuzón se puede mantener el hygge en The Living Room Cafe, un acogedor refugio repleto de sillones, cojines y chimeneas que rugen en invierno, además de un local de batidos de lo más agradable en verano.


Guía de los barrios de Copenhague

 

Piscina urbana de Vancouver: Kitsilano Pool, Canadá

Kitsilano Pool, en Vancouver, tiene vistas espectaculares del perfil urbano de la ciudad © Jeff Hitchcock / Flickr

 

2. Kitsilano Pool, Vancouver, Canadá

Antaño Kitsilano Pool era la piscina de agua salada más grande de Norteamérica, ahora ya no lo es, pero conserva toda su popularidad gracias, en parte, a las reformas de las que fue objeto en el 2018. Situada a lo largo de la costa de la Bahía Inglesa, la piscina combina vistas panorámicas de Vancouver, amplitud y zonas que no cubren bañadas por el sol. Abre de mayo a septiembre.

Y después…

Si apetece comerse una crep francesa recién hecha y empapada en sirope de arce se puede ir al Granville Island Public Market, cerca de la piscina, un auténtico paraíso de productos locales coronado por un food hall de primera clase donde sirven de todo, desde creps dulces hasta 200 variedades de té. 


Los mejores mercados locales del mundo

 

Piscina urbana de Ginebra: Bains des Pâquis, Suiza

Los Bains des Pâquis, en Ginebra, alcanzan su cota más alta de popularidad en verano, pero se puede nadar en ellos todo el año © www.bains-des-paquis.ch

 

3. Bains des Pâquis, Ginebra, Suiza

Rodeada por un muelle de madera en la orilla del lago Lemán, esta piscina urbana tan chic cautiva desde el primer momento. Lugareños y visitantes por igual frecuentan los Bains des Pâquis cuando sube la temperatura, pero que nadie tema a las multitudes de verano porque las instalaciones, que incluyen una deliciosa sauna y un hammam, además de una plataforma de salto, están abiertas todo el año.

Y después…

Si la sauna sabe a poco, se puede ir al famoso Conservatoire et Jardin Botaniques y disfrutar con la colección de plantas tropicales de su conservatorio botánico.


Vevey: vinos y platos en la orilla suiza del lago Lemán

 

Piscina urbana de Londres: Serpentine Lido, Inglaterra

Si la temperatura del agua del londinense Serpentine Lido intimida, ¿qué tal bañarse en traje de neopreno? © Richard Bailey / Getty Images

 

4. Serpentine Lido, Londres, Inglaterra

En Londres abundan las opciones para darse un chapuzón al aire libre gracias a la amplia oferta de piscinas célebres y a los famosos Hampstead Heath Ponds, imán de aficionados a la natación en aguas abiertas de todo el mundo. Sin embargo, si el viajero prefiere nadar en un entorno urbano, la mejor opción es la Serpentine Lido, situada en una de las zonas verdes más céntricas de Londres: el Hyde Park. Cuna del club de natación más antiguo de Gran Bretaña, esta piscina comprende un tramo del río Serpentine y acoge a nadadores de todas las edades y niveles, que se zambullen en sus aguas todo el verano. 

Y después…

A un corto paseo del Hyde Park se halla el V&A Museum, una caleidoscópica colección de colores y tejidos que, además, cuenta con el resplandeciente Garden Café, donde se puede disfrutar de un par de tazas de chocolate caliente.


48 horas en Londres, la capital a orillas del Támesis

 

Piscina urbana de Nueva York: Bronx Floating Pool, costa este de EE UU

¿Qué mejor lugar para contemplar el perfil urbano más famoso del mundo que la Bronx Floating Pool, en la ciudad de Nueva York © www.floatingpool.org

 

5. Bronx Floating Pool, Nueva York, Estados Unidos

Flotando serena sobre el East River de Nueva York y abierta de junio a septiembre, esta piscina pública está rodeada por las vistas del perfil urbano más famoso del mundo. Con ocho calles y construida en una barcaza junto al Barretto Point Park del Bronx, la abertura anual de esta innovadora instalación para nadar es algo muy esperado por la gente del barrio. Resulta una alternativa menos conocida a la Astoria Pool de Queens, que en verano suele estar abarrotada.

Y después…

El Arthur Avenue Retail Market, un bullicioso batiburrillo de puestos comerciales y vendedores que vocean, es un buen sitio para descubrir las raíces italianas del Bronx y –lo más importante tras pasar un buen rato nadando– saborear buena pizza al corte. 


Planes alternativos en Nueva York

 

Piscina urbana de París: Piscine Josephine Baker, Francia

La parisina Piscine Josephine Baker flota sobre el Sena © www.piscine-baker.fr

 

6. Piscina Josephine Baker – París, Francia

Nadar en el Sena tiene su punto romántico, ¿verdad? La innovadora Piscine Josephine Baker de París flota sobre el famoso río y a pesar de hallarse medio escondida del trajín del centro de la ciudad, compensa con creces por la tranquilidad que regala dentro del entorno urbano. Abierta todo el año, la piscina, de 25 m de largo, cuenta también con una sauna, un pequeño gimnasio y un solárium donde relajarse tras un refrescante chapuzón. Abre todo el año.

Y después…

Una de las librerías más cautivadoras de la ciudad, Shakespeare and Company, es el sitio ideal para adentrarse en un paraíso literario después de nadar y, de paso, disfrutar de un tentempié en el café que hay junto a la librería.


Diez librerías que merecen un viaje

 

Piscina y playa geotermal de Reikiavik: Nautholsvik, Islandia

Alternando frío y calor en la playa geotermal de Nautholsvik, Islandia © luciezr / Shutterstock

 

7. Playa geotermal de Nautholsvik, Reikiavik, Islandia

Nadar en aguas abiertas en Islandia parece una actividad solo apta para los más aguerridos, pero la playa geotermal Nautholsvik de Reikiavik posee la dosis justa de belleza natural (y de baños calientes) para tentar a cualquier nadador. Este innovador proyecto municipal se completó en el 2001 y tiene una laguna artificial construida en la playa. En esta laguna se fusionan las gélidas aguas del mar y el agua caliente geotérmica, ofreciendo un entorno de lo más agradable para nadar, con las casas de colores de la ciudad como telón de fondo. Además de una piscina y de bajíos, la playa también cuenta con un baño de vapor para los fans de la auténtica experiencia escandinava que combina frío y calor.

Y después…

Si un buen baño caliente no reconforta lo suficiente, se puede ir al curioso Cafe Babalú de Reikiavik. Sus sofás, gastados y confortables; las estanterías llenas de libros y juegos de mesa; y los tostadores crean una acogedora calidez que permite entrar en calor enseguida.


Islandia: las mejores aventuras para los amantes de la naturaleza

 

Y si no es suficiente con lanzarse a estas piscinas urbanas y se quiere más:

8 increíbles piscinas oceánicas para darse un chapuzón

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.