Qué hacer a 3 horas de Barcelona: planes para salir de la ciudad

Texto por
Varios autores de Lonely Planet
Platja de El Fangar, Delta del Ebro, Cataluña, España
lunamarina_Shutterstock

15 fantásticas escapadas desde Barcelona

En los alrededores de Barcelona se encontrará más de lo que hay en la ciudad: arte excepcional, bonitas playas, y comida y vinos ‘gourmet’. Así pues, se pueden seguir las huellas de Dalí, darse un festín de pescado y marisco fresco, y broncearse. Aquí van unos cuantos planes que pueden hacerse a, 1, 2 o 3 horas de Barcelona.

Escapadas a 1 hora de Barcelona

  • 1. Sitges

Sitges, a 1 hora de Barcelona

© Katerina Knyazeva / Shutterstock

 

Con buen tiempo, se aconseja tomar un tren por la costa hasta la típica población de Sitges. Quizá es más conocida como destino vacacional entre homosexuales, con un divertido Carnaval y animada vida nocturna todo el verano, pero atesora también un encantador casco antiguo, un interesante panorama gastronómico y, por supuesto, maravillosas playas bordeadas de palmeras.

A 50 min de Barcelona en coche o tren.

 

  • 2. Monasterio de Montserrat

No se puede llegar a pie hasta la puerta del monasterio, sino que se debe tomar un teleférico hasta la cima de la montaña donde este se halla. Dentro alberga una escultura del s. XII de la Moreneta, la patrona de Cataluña. Con suerte, se podrá oír el ensayo del coro de niños. El museo atesora obras de Dalí, El Greco y Monet, y desde este lugar sagrado se extiende el Parc Natural de la Muntanya de Montserrat. 

A 1 h en coche o 2 h en tren de Barcelona.

 

  • 3. Tarragona

Tarragona, a 1 hora y 20 minutos de Barcelona

© marcin jucha / Shutterstock

 

Esta ciudad portuaria se remonta al s. V a.C. Las ruinas romanas de Tarraco, que incluyen un anfiteatro, una ciudadela y una necrópolis, fueron declaradas Patrimonio Mundial, pero se cree que las colosales murallas próximas son aún más antiguas. Destaca también la catedral románica; además, cerca hay playas agradables. 

A 1 h 20 min en coche o 1 h 40 min en autobús de Barcelona.

 

  • 4. Castell de Tossa de Mar

Se conoce también como Vila Vella y es uno de los recintos amurallados más interesantes de Girona: antaño un fuerte construido para defenderse de los piratas, es el único ejemplo que se conserva de un pueblo medieval fortificado en la costa catalana. Data del s. XII y presenta una serie de torres, algunas de ellas cilíndricas y con matacanes en lo alto desde donde los atacantes eran rechazados. Las vistas del mar son espectaculares. 

A 1 h 20 min de Barcelona en coche.

 

  • 5. Banys Àrabs de Girona

Banys Àrabs de Girona, a 1 hora y 20 minutos de Barcelona

© Karol Kozlowski / Shutterstock

 

Se puede conocer la historia de los baños lejos de la playa en los Banys Àrabs de Girona. Su diseño se basó en las casas de baños islámicas con elementos de tradición romana. El complejo presenta una elegante piscina octogonal, un frigidarium (con agua fría), un tepidarium (con agua caliente) y un caldarium (sauna). Se puede ver todo esto y el antiguo apodyterium (vestuario). 

De Barcelona, a 1 h 20 min en coche o tren desde Passeig de Gràcia.

 

  • 6. Camí de Ronda de Salou

¿Qué podría superar a un agradable paseo vespertino por el Camí de Ronda, cerca de las playas de Salou? El camino de 5,6 km, hecho para que los pescadores pudieran observar el mar desde arriba, ofrece vistas preciosas de las olas al romper y la rocosa costa. La senda llega al tranquilo Cap de Salou, ideal para observar aves y relajarse.

A 1 h 30 min de Barcelona en coche.

 

  • 7. Besalú

Besalú, a 1 hora y 30 minutos de Barcelona

© CRISTIAN IONUT ZAHARIA / Shutterstock

 

En esta bien conservada ciudad medieval se puede explorar un antiguo barrio judío, disfrutar de cafés y restaurantes al aire libre y caminar por las montañas de la zona. A solo 90 minutos en autobús de Barcelona, es una escapada perfecta para pasear y tomar algo en las terrazas de piedra antigua. Ideal para una tranquila excursión de un día o para pasar el fin de semana. 

A 1 h 30 min de Barcelona en autobús o coche.

 

  • 8. Cap de Sant Sebastià

Este mágico cabo atesora un faro del s. XIX, una torre de vigía medieval y un yacimiento arqueológico íbero en Sant Sebastià de la Guarda. Para disfrutar al máximo este tramo de costa, se debe recorrer el sendero litoral entre Llafranc y Calella o Tamariu. Si se puede, hay que pasar la noche en la deliciosa Calella de Palafrugell.

A 1 h 30 min en coche o 3 h 10 min en tren de Barcelona.

 

 

Escapadas a 2 horas de Barcelona

  • 9. Cala d’Aiguafreda

Cala d'Aiguafreda, a 1 hora y 40 minutos de Barcelona

© Simona Bottone / Shutterstock

 

Esta cala rocosa en el Camí de Ronda ofrece aguas cristalinas y bonitas vistas, sin mencionar un par de sencillos restaurantes de pescado en los que se puede saborear la mejor comida del viaje. En las mesas al aire libre del Hostal Sa Rascassa (también hotel) la captura del día se ofrece en el menú diario; los mejillones son deliciosos.

A 1 h 40 min de Barcelona en coche.

 

  • 10. Aiguablava

Considerada una de las mejores playas de Cataluña, Aiguablava se halla en una bahía cerca de Begur y Palafrugell. Con aguas turquesa y elevados acantilados, es preciosa para navegar, nadar o saborear pescado y marisco frescos. La zona está bastante urbanizada y hay un centro de submarinismo, alquiler de equipo para deportes acuáticos, lavabos públicos y restaurantes.

A 1 h 40 min de Barcelona en coche.

 

  • 11. Teatro-Museo Dalí de Figueres

Teatre-Museu Dalí, Figueres, a 2 horas de Barcelona

© MPanchenko / Shutterstock

 

El pintor surrealista (1904-1989) dejó una huella indeleble en la región, pero fue en Figueres donde todo empezó y acabó; Dalí incluso diseñó el museo que acoge su tumba. Tanto Gala como Dalí se hallan en los terrenos del Teatro-Museo Dalí donde sus obras tempranas se expusieron por primera vez. 

A 1 h 40 min en coche o 2 h 20 min en tren de Barcelona.

 

  • 12. Platja del Fangar

Fuera de las rutas más concurridas, esta playa virgen en el delta del Ebro supera los 8 km de longitud. Se puede ir a pie o en bicicleta por la orilla, observar a los afanosos pescadores, nadar cerca del faro o encontrar un lugar tranquilo para tomar el sol; quizá no se vea otro turista. Llévese comida y una sombrilla.

A 2 h de Barcelona en coche.

 

  • 13. Pirineos catalanes

Pistas de esquí de la Masella, Pirineos catalanes, a 2 horas de Barcelona

© Digoarpi / Shutterstock

 

Si se visita Barcelona en invierno, cuesta no escaparse a las pistas de esquí de los Pirineos catalanes. Con tantas opciones de esquí en otras partes de Europa, esta región es relativamente tranquila. La Molina, la principal estación de la zona, es buena para familias y principiantes, mientras que La Masella ofrece pistas más difíciles y esquí nocturno.

De Barcelona, a 2 h en coche.

 

 

Escapadas a 3 horas de Barcelona

  • 14. Vall de Boí

Vall de Boí, Lleida, a 3 horas de Barcelona

© Carlos Casado / Shutterstock

 

Este valle Patrimonio Mundial de la Unesco consta de una capilla y ocho iglesias románicas repartidas por la zona y rodeadas de montañas. Todas datan de los ss. XI-XII con diseños del norte de Italia, y el viaje merece la pena para los amantes de la arquitectura, sobre todo si se tiene tiempo para pasear por los pueblos donde se hallan las iglesias. En el centro de interpretación, el Centre del Romànic de la Vall de Boí, facilitan mapas y organizan circuitos guiados. 

A 3 h 20 min de Barcelona en coche.

 

  • 15. Caldes de Boí

Con 37 fuentes naturales, el spa de Caldes de Boí obtuvo su lugar en el Libro Guinness de los Récords por su amplia variedad de aguas termales. Hay que reservar un tratamiento de spa, sumergirse en los baños curativos o refugiarse en uno de los grandes hoteles. En invierno se puede esquiar o practicar snowboard en Boí Taüll, la estación más alta de los Pirineos.

A 3 h 20 min en coche de Barcelona.

 

 

Más planes...

10 rutas naturales en Barcelona

 

¡Apúntate a nuestra newsletter y explora el mundo con Lonely Planet! 

Nuestras guías