Deportes y actividades Alemania

Alemania al aire libre

Sea cual sea la actividad preferida, el viajero la encontrará en Alemania. Hay mucho que hacer durante todo el año: salir de excursión entre flores silvestres en primavera, nadar en un lago bajo el sol estival, ir en bici entre un caleidoscópico follaje otoñal o celebrar el invierno esquiando sobre una alfombra de nieve. Allí donde se vaya, se hallarán tiendas especializadas y operadores deseosos de facilitar las cosas.

Excursionismo y montañismo

¿Se tiene espíritu viajero? Los alemanes tienen un término para ello, Wanderlust, y su pasión por wandern (“caminar”) no tiene igual. Senderos a gran altitud en los Alpes Bávaros, excursiones por la Selva Negra sobre valles y boscosas colinas, paseos por las viñas renanas... Este país invita a sacar las botas y recorrer sus 200 000 km de senderos bien señalizados, algunos de los cuales atraviesan parques naturales y nacionales o reservas de la biosfera.

Las oficinas locales de turismo ayudan a dar con la ruta adecuada para el estado de forma del viajero y el tiempo del que disponga, y suministran mapas y consejos. Muchas ofrecen paquetes de “excursionismo sin equipaje” de varios días, que incluyen alojamiento y transporte de bultos entre los hoteles.

Los Alpes Bávaros son el corazón montañero de Alemania, ya sea para caminatas de un día o escaladas de varias jornadas haciendo noche en refugios. Antes de partir, se recomienda buscar asesoramiento e instrucción local sobre rutas, equipamiento y meteorología, ya que los senderos pueden ser angostos, abruptos y tener tramos helados incluso en verano.

El Deutscher Alpenverein (www.alpenverein.de) es una gran fuente de información y gestiona cientos de cabañas alpinas donde comer y pernoctar. Sus sucursales locales organizan cursos y caminatas guiadas. Los socios se beneficiarán del 30-50% de descuento en cabañas, entre otras ventajas.

Escalada en roca

Escalar por escarpadas paredes de roca es habitual en las accidentadas cumbres del centro y sur del país. Los amantes de los riscos ponen a prueba su habilidad en los precipicios de piedra caliza del Parque Natural de Altmühltal, en Baviera, con escaladas que van del nivel 1 al 10. Otro hervidero de Klettern (“escalada”), sobre todo entre aficionados a la escalada libre, es la Suiza sajona, con más de 1100 picos, rutas del nivel 1 al 11 y estimulantes vistas sobre formaciones de arenisca. Casi todas las poblaciones tienen muros de escalada donde calentar. Para más información, véase www.dav-felsinfo.de, www.klettern.de o www.climbing.de.

Las mejores caminatas para...

Senderistas alpinos Montes colosales y lagos con aguas del color de gemas en el Parque Nacional de Berchtesgaden.

Excursionistas familiares El Partnachklamm y las ardillas rojas aguardan en el sendero que da sombra a la Triberger Wasserfälle, la cascada más alta del país, de 163 m.

Amantes de la costa Absorber el aire marino desde lo alto de los agrestes acantilados de caliza de Stubbenkammer (Parque Nacional de Jasmund; www.nationalpark-jasmund.de) de Rügen y caminar por las dunas en Sylt.

Alpinistas convencidos El Zugspitze es el techo de Alemania, a 2962 m. El duro ascenso y las fabulosas vistas de cuatro países lo convierten en un lugar asombroso, en todos los sentidos.

Excursionistas de fondo La bella Altmühltal Panoramaweg de Baviera, con 200 km; el salvaje y boscoso Rennsteig, de 169 km; o la Westweg, de 280 km, lo máximo en senderismo en la Selva Negra.

Amantes del vino Colinas alfombradas de viñas en el valle del Rin y cata de pinots a lo largo de los 15 km del Winzerweg, en Kaiserstuhl.

Observadores de aves Cigüeñas, gansos y grullas en el Parque Natural de Elbufer-Drawehn o quebrantahuesos, pigargos y martines pescadores en el Parque Nacional de Müritz.

Escapistas Colinas sembradas de abetos en la Selva Negra y el Parque Nacional del Bosque Bávaro.

Amantes de las rocas Los paisajes rocosos de la Suiza sajona y los riscos de piedra caliza del Parque Natural de Obere Donau.

Ciclismo

Alemania es soberbia para la práctica del ciclismo, ya se trate de un placentero paseo junto al mar, un descenso alpino o una aventura de varios días sin mucha planificación. Las oficinas locales de turismo ofrecen consejos sobre excursiones de un día y en casi todos los pueblos se alquilan bicicletas eléctricas, de montaña y urbanas.

Surcan el país más de 200 senderos de larga distancia, bien señalizados, que cubren 70 000 km, ideales para radwandern (“hacer cicloturismo”). Las rutas combinan vías secundarias de escaso tráfico, senderos forestales y carreteras con carriles bici. Muchas atraviesan reservas naturales, serpentean junto a ríos o se adentran en abrupto terreno montañoso.

La organización nacional de ciclismo, el Allgemeiner Deutscher Fahrrad Club (ADFC; www.adfc.de), edita los mejores mapas para circular por carretera. Indican las pendientes, las condiciones de cada vía, los talleres de reparación y las coordenadas UTM para GPS. El ADFC también ofrece el práctico directorio Bett & Bike (se en línea o en librerías; contiene listados de hoteles, posadas y albergues para ciclistas.

Las mejores rutas de ciclismo de larga distancia

Altmühltal Radweg (160 km) De Rothenburg ob der Tauber a Beilngries, siguiendo el río por el Parque Natural de Altmühltal; de fácil a moderada.

Elberadweg (860 km) A la vera del Elba desde la Suiza sajona hasta Hamburgo, a través de viñedos, páramo y pantanos. Pasa por Dresde, Dessau y Wittenberg.

Donauradweg (434 km) De Neu-Ulm a Passau; delicioso viaje junto al río, de fácil a moderado.

Bodensee-Königssee Radweg (418 km) De Lindau a Berchtesgaden; ruta moderada con bellas vistas a los pies de los Alpes.

Romantische Strasse (359 km) De Wurzburgo a Füssen; de fácil a moderada y una de las mejores formas de explorar esta famosa ruta vacacional; atestada en verano.

Deportes de invierno

Modernos telesillas, pistas de primera que van de fáciles (azules) a suicidas (negras), senderos de esquí de fondo que surcan naturaleza virgen, cabañas de troncos, humeante vino con especias, contundentes comidas junto a fuegos crepitantes... He aquí lo más destacado de una temporada de esquí alemana.

Los Alpes Bávaros, solo 1 h en coche al sur de Múnich, ofrecen las mejores pistas de descenso y las condiciones de nieve más fiables. La estación más famosa y lujosa es Garmisch-Partenkirchen, que albergó el Campeonato Mundial de Esquí Alpino de la FIS (Federación Internacional de Esquí, FIS en sus siglas francesas) en el 2011 y está a tiro de bola de nieve del Zugspitze. Tiene 60 km de pistas, casi todas de nivel intermedio. La bella Oberstdorf, en los Alpes de Algovia, forma el corazón de la región de esquí de Oberstdorf-Kleinwalsertal, que tiene 125 km de pistas. Es buena para practicar snowboard, con parques de nieve y un half-pipe, 75 km de pistas de esquí de fondo y 55 km de patinaje. Para algo más modesto, pero con un paisaje espectacular, están Berchtesgaden y Mittenwald, dominados por los accidentados montes del Karwendel. Todas las estaciones ofrecen actividades alternativas, desde toboganes y patinaje sobre hielo a raquetas y caminatas de invierno.

En el resto del país las montañas no son tan altas, pero los precios son más bajos y el ambiente, menos frenético. En el Bosque Bávaro y la Selva Negra, los niveles de nieve nunca fallan, con descensos moderados en las montañas Grosser Arber y Feldberg, tan abundantes como las Langlaufloipen (sendas de esquí de fondo) que atraviesan bosques helados.

En cotas más elevadas, la temporada suele ir de finales de noviembre o principios de diciembre a marzo. El alquiler de esquíes, botas y bastones cuesta 25/15 € para descensos/esquí de fondo. Las clases en grupo de esquí/snowboard cuestan 45 € al día (aprox.).

Deportes acuáticos

Los lagos, ríos, canales y costas de Alemania ofrecen mucha acción acuática, incluso aunque la temporada de baños sea relativamente corta (junio-septiembre), ya que la temperatura del agua rara vez supera los 21°C.

Para seguir el ritmo natural de los canales que se abren paso entre la frondosa floresta del bosque del Spree y el Parque Natural de Altmühltal, en Baviera, hay que ir en piragua o kayak. Los parajes naturales salpicados de lagos del Parque Nacional de Müritz son ideales para salidas en remo y acampada. También se puede cruzar a remo el lago Constanza hasta Suiza y Austria, con los Alpes en el horizonte. La temporada abarca de abril a octubre y alquilar una piragua o kayak para 1/2 personas cuesta 25/30 € al día.

Las ventiscas y las grandes olas atraen a navegantes, surfistas, windsurfistas y kitesurfistas a las costas del mar del Norte y del Báltico. Sylt, en el mar del Norte, y Rügen, en el Báltico, cuentan con condiciones inmejorables y con las mejores escuelas de actividades acuáticas.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Selva Negra de Alemania, ruta por Gertelbach
Una ruta para hacer 'trekking' por la Selva Negra alemana, la cautivadora región de bosques de cuento de los hermanos Grimm, repleto de leyendas de brujas y ninfas del lago.
chbaum_Shutterstock
Oktoberfest, Múnich, Alemania: la carpa 'Spaten'
Consejos para celebrar la Oktoberfest, la apasionante fiesta alemana de la cerveza, que se celebra en Múnich, Bavaria, entre finales de septiembre y principios de octubre.
FooTToo_Shutterstock
Alemania, Dessau, Bauhaus
Alemania, país Top 2 del Best in Travel 2019, siempre cautiva al viajero. ¿Dónde ir la primera vez que se viaja a Alemania? Aquí proponemos 7 imprescindibles.
Tillmann_Franzen_tillmannfranzen.com_VG Bild-Kunst_Bonn 2018