El noreste

El noreste

Conviene dedicar un par de días en la bonita Pollença paseando por su laberinto de callejones, empapándose de vida en la plaza y subiendo los 365 escalones hasta el Calvari; se aconseja que la visita coincida con el animado mercado dominical. Desde allí hay que ir a Cala Sant Vicenç, entre acantilados, para bañarse en calas de aguas turquesas y almorzar pescado fresco. Se sigue la vertiginosa carretera costera hasta el cabo de Formentor, con un faro en su extremo, y se regresa, dejando tiempo para bajar a pie hasta Cala Figuera. Si se es un forofo de los deportes acuáticos o se va con la familia, interesa pasar una noche o dos en Port de Pollença o Port d’Alcúdia. Si no, se va directo a Alcúdia, rodeada de una muralla medieval. Hacia el este, se puede llegar al poco conocido cabo de Pinar, una península de excepcional belleza bordeada de pinos, para disfrutar de excursiones costeras y del silencio en la impresionante playa de Coll Baix. Más al este, se pueden observar aves en los humedales del Parc Natural de S’Albufera antes de llegar a la tranquila Artà para gozar de deslumbrantes vistas desde su fortaleza y sumergirse en el pasado prehistórico de Mallorca.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Mingun, Myanmar
Rincones escondidos fuera de los caminos trillados de los destinos más turísticos. Tres rincones para perderse en medio de los turistas.
Jose Félix Pérez Fernández de Arroyabe
Glaciar Hooker, Costa Oeste, Nueva Zelanda
Lonely Planet te descubre las 10 regiones que no te puedes perder en 2014. Este es el ranking Best in Travel 2014.
Eligenuestraaventura
Deià, Mallorca, Islas Baleares, España
Deià, uno de esos lugares por donde parece que no haya pasado el tiempo, salvo para ganar en comodidad, eso sí.