Royal Observatory y Greenwich

Royal Observatory, Londres, Reino Unido
PitStock_Shutterstock

El pintoresco Greenwich (se pronuncia “Grínich”), junto al Támesis, en el este de Londres, está lleno de magnífica arquitectura y su parque y sus lugares de interés atraen a hordas de visitantes. Con el Royal Observatory y el National Maritime Museum, Greenwich debería ocupar un lugar destacado en toda visita a Londres, así que merece que se le dedique un día entero.

Lo mejor en un día

Conviene llegar temprano para dar un paseo por Greenwich Park y subir la colina para admirar las vistas de Greenwich y Londres desde la estatua del general Wolfe. Se explora el Royal Observatory antes de bajar a admirar las obras de arte del Painted Hall del Old Royal Naval College.

Hay que reponer fuerzas en el mercado de Greenwich o la Old Brewery antes de enfilar hacia el magnífico ‘Cutty Sark’ y revivir la época dorada del comercio del té. Para terminar, conviene reservarse 1-2 h para el National Maritime Museum, el más grande del mundo en su género, que gusta a niños y adultos por igual.

Para recuperarse de tanto turismo, qué mejor que un par de copas en algún pub ribereño, como Trafalgar Tavern o Cutty Sark Tavern. La cena puede ser europea moderna en Inside o británica moderna en Rivington Grill.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Kitsilano Pool, piscina urbana de Vancouver, Canadá
7 propuestas para nadar en piscinas al aire libre de ciudades emblemáticas. Bañarse y nadar rodeado de míticos perfiles urbanos.
Eric Buermeyer / Shutterstock
Portobello Road, Notting Hill, Londres, Inglaterra
Notting Hill es uno de los barrios más icónicos de Londres y aquí te descubrimos sus rincones y cómo recorrerlo para convertir la escapada en una experiencia genuina.
William_Perugini_Shutterstock
Familia viajera en las montañas
Una selección de 6 blogs de familias viajeras referentes en España que cuentan en primera persona su experiencia de viajar con niños por el mundo.
Galyna_Andrushko_Shutterstock