Tercer día

La mañana se dedica a subir a la azotea de la espectacular Ópera de Oslo para contemplar sus detalles arquitectónicos y disfrutar de hermosas vistas, antes de hacer un circuito por el interior del edificio. Un corto viaje en tranvía desde la estación central lleva hasta Grünerløkka.

A continuación se puede ir a Mathallen Oslo para comer y dar después un paseo por Vulkan. Se cruza el río Alkerselva para regresar a Grünerløkka y tomar un café de primera en Tim Wendelboe. Tras echar un vistazo a las tiendas, se enfila al Munchmuseet, donde se puede seguir explorando el Oslo de finales del s. XIX a través de los ojos de Munch.

Para vivir la experiencia de la nueva cocina nórdica más cool en compañía de los foodies del lugar, dirigirse a Brutus, que marca tendencias en Tøyen, seguido de un periplo de bares desde Pigalle hasta Dattera Til Hagen en Grønland. Por último se regresa a Grünerløkka para asistir a un espectáculo en el Parkteatret o bailar en Blå.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Ópera de Oslo, Oslo, Noruega
Descubre por qué Lonely Planet ha elegido Oslo Top 10 del 'ranking' de las mejores ciudades para viajar en 2018. Este es el Best in Travel 2018.
Mats Anda_Moment RF_GettyImages