Cómo moverse por los Países Bajos

A los Países Bajos se llega con facilidad por sus tres aeropuertos principales: el aeropuerto internacional de Schiphol de Ámsterdam, el aeropuerto Róterdam-La Haya y el aeropuerto de Eindhoven.

Los trenes de alta velocidad funcionan especialmente bien desde Francia, Bélgica, Alemania y el Reino Unido (Londres; en el Eurostar). Otras conexiones por tierra son igualmente cómodas y las fronteras terrestres son casi invisibles gracias a la UE. También hay conexiones en ferri con el Reino Unido.

Una vez en los Países Bajos, el transporte sigue siendo cómodo. La mayoría de los viajes en tren, coche o autobús son tan cortos que se llega a casi todos los destinos regionales sin necesidad de parar para comer. Y por la orografía llana del país, da gusto desplazarse en bicicleta.

En lonelyplanet.com/bookings pueden reservarse en línea vuelos, coches y circuitos.

Llegada al país

Entrar en los Países Bajos es sencillo con los papeles en regla.

Por aire

El enorme aeropuerto internacional de Schiphol de Ámsterdam es el principal nudo de conexiones aéreas del país, con numerosos vuelos nacionales a/desde ciudades de todo el mundo, lo que facilita mucho la llegada a los Países Bajos por avión. Dentro de Europa, las aerolíneas de bajo coste operan en los aeropuertos de Róterdam y Eindhoven.

Aeropuertos de los Países Bajos

KLM Royal Dutch Airlines (www.klm.com) es la aerolínea principal, con muchos vuelos internacionales. Las tasas aeroportuarias van incluidas en los billetes.

No operan vuelos nacionales dentro de los Países Bajos.

Aeropuerto internacional de Schiphol (AMS; www.schiphol.nl) Cerca de Ámsterdam y Róterdam, es el mayor aeropuerto internacional de los Países Bajos y el cuarto de Europa en tráfico de pasajeros, con vuelos de las principales aerolíneas del mundo. Cuenta con varios hoteles y un enorme centro comercial con infinidad de servicios.

Aeropuerto de Róterdam-La Haya (RTM;010-446 34 44; www.rotterdamthehagueairport.nl; ) Conecta con más de 40 destinos europeos.

Aeropuerto de Eindhoven (EIN; www.vliegeindhovenairport.nl; Luchthavenweg 25; 4.30-24.00) Aquí operan las aerolíneas de bajo coste.

Por tierra

Los trenes de alta velocidad y un sinfín de autobuses internacionales unen los Países Bajos con las naciones vecinas; es recomendable comprar los billetes con antelación, sobre todo en temporada alta, cuando las plazas para algunas rutas se agotan deprisa.

La llegada en coche es sencilla, sin controles fronterizos entre los Países Bajos y sus vecinos de Schengen. Los ferris con transporte de vehículos conectan varios puertos del Reino Unido con puertos neerlandeses cerca de Róterdam o Ámsterdam.

Bicicleta en los Países Bajos

  • Llevar la bicicleta a los Países Bajos no supone ningún problema. Hay que preguntar a la aerolínea lo que se debe hacer para facturarla en un avión; en tren, por lo general, hay que quitarle la rueda delantera y meterla en una bolsa.
  • Las rutas ciclistas de larga distancia se llaman landelijke fietsroutes (LF) y conservan esa denominación en el norte de Bélgica.
Bélgica

Los ciclistas pueden elegir entre varias rutas seguras y fáciles para llegar a los Países Bajos desde Bélgica. La LF2 recorre 350 km desde Bruselas hasta Ámsterdam pasando por Amberes, Dordrecht y Róterdam.

Alemania

La LF4 se extiende 300 km desde Enschede cerca de la frontera alemana hasta La Haya.

Los rápidos trenes alemanes ICE que vienen de Colonia y Fráncfort no admiten bicicletas; habrá que viajar en trenes convencionales.

Reino Unido

La mayoría de los ferris que cruzan el canal de la Mancha solo cobran, si es que lo hacen, un pequeño recargo por la bicicleta. También se puede llevar gratis la bicicleta en los trenes de conexión si cabe en una bolsa como equipaje de mano.

Autobús en los Países Bajos

Tanto a la llegada como a la salida deben comprobarse cuidadosamente las paradas de los autobuses. Las compañías siguientes no siempre utilizan las estaciones de autobuses urbanas, sino que también pueden parar en alguna de las principales vías de acceso a la ciudad:

Eurolines (www.eurolines.com) Consorcio de compañías de autocares con servicios internacionales baratos a/desde los Países Bajos. Los vehículos disponen de aseos, asientos reclinables y, en algunos servicios, wifi.

Busabout (www.busabout.com) De mayo a octubre, sus autobuses efectúan circuitos por toda Europa con parada en las ciudades principales; son servicios orientados a jóvenes, con tarificación complicada.

Flixbus (www.flixbus.com) Viajes interurbanos de bajo coste entre 27 países europeos en autobuses cómodos con aseos, tentempiés, tomas de corriente y wifi gratis; también servicios nocturnos. Ejemplos de precios: desde 32 € por un billete de ida Ámsterdam-París o desde 23 € por un billete Róterdam-Colonia.

IC Bus (www.dbicbus.com) Conexiones entre los Países Bajos y Alemania.

Coche y motocicleta en los Países Bajos

  • Los conductores necesitan el permiso de circulación del vehículo, el seguro de daños a terceros y el permiso de conducir expedido en su país. Para acreditar la cobertura hay que pedir la Tarjeta Verde a la compañía aseguradora.
  • ANWB (www.anwb.nl) facilita información, mapas, asesoramiento y servicios si se presenta un carné de afiliación a un club de automovilistas del país de procedencia.
  • El autostop es raro en los Países Bajos. Como en la mayoría de los destinos, se trata de una práctica que entraña un riesgo pequeño, pero potencialmente grave y no podemos recomendarla.
  • Los ferris transportan coches y motocicletas a los Países Bajos desde varios puertos del Reino Unido, como de Harwich a Hoek van Holland, de Hull a Europoort (ambos cerca de Róterdam) y de Newcastle a IJmuiden (cerca de Ámsterdam).

Tren en los Países Bajos

Las conexiones ferroviarias internacionales son buenas. Todos los abonos de All Eurail e Inter-Rail son válidos en los ferrocarriles nacionales, NS (Nederlandse Spoorwegen; www.ns.nl). Muchos servicios internacionales los explota NS International (www.nsinternational.nl).

En los períodos con mucho movimiento de pasajeros hay que reservar asiento con antelación. Los billetes se compran en línea a través de SNCB Europe (www.b-europe.com).

Las principales estaciones ferroviarias de los Países Bajos disponen de oficinas para venta de billetes internacionales; los billetes para trenes locales a Bélgica y Alemania pueden comprarse también en los mostradores normales.

La excelente web Seat 61 (www.seat61.com) proporciona información exhaustiva sobre viajes en tren.

Bélgica

Los trenes rápidos Thalys (www.thalys.com) conectan con Bruselas (1 h 50 min desde Ámsterdam; en Bruselas se puede transbordar al Eurostar) y París. La compañía vende billetes anticipados a precios ventajosos y ofrece diversos descuentos. En el sur, un servicio enlaza Maastricht con Lieja cada hora (5,80 €, 40 min).

Alemania

Los trenes de alta velocidad alemanes ICE circulan todos los días entre Ámsterdam y Colonia (desde 35,90 €, 3 h). Muchos continúan hasta Fráncfort (desde 45,90 €, 4-4¾ h) pasando por el aeropuerto de Fráncfort. Los billetes se compran con antelación en www.b-europe.com o www.bahn.de.

Transbordando en Colonia o Fráncfort se llega fácilmente a cualquier parte de Alemania. Otros servicios directos son varios trenes regulares diarios entre Ámsterdam y Berlín (desde 55,90 €, 6½ h) y un serviciolocal desde Groninga (17,40 €, 55 min; en realidad se viaja en autobús) hacia el este que cruza la frontera hasta la pequeña ciudad de Leer, donde se pueden tomar trenes hasta Bremen e incluso más lejos.

Desde Maastricht se puede llegar a Colonia pasando por Lieja en Bélgica y por Aquisgrán en Alemania (desde 24,80 €, 1½-2 h).

Reino Unido

Dos servicios directos diarios Eurostar (www.eurostar.com) conectan Londres St-Pancras con Róterdam (3 h) y Ámsterdam (3¾ h). Un billete normal de ida cuesta desde 35 £/40 €, pero obliga a reservar con mucha antelación; el mismo billete comprado unos días antes puede costar desde 115 £/132 € hasta 185 £/212,50 €.

Calcúlese 1 h más para el viaje de ida y vuelta, que obliga a cambiar de tren en Bruselas (tren de alta velocidad Thalys de Róterdam/Ámsterdam a Bruselas, después un Eurostar hasta Londres). Está previsto que a lo largo del 2019 se abra en Amsterdam Centraal (andén 15) y Rotterdam Centraal (andén 1) una terminal de Eurostar con control de pasaportes que permitirá operar a trenes Eurostar con destino al Reino Unido.

Los servicios “rail and sail” de Dutch Flyer (www.stenaline.co.uk) son una de las maneras más baratas de viajar a los Países Bajos desde el Reino Unido. Los trenes procedentes de Londres (Liverpool St Station), Cambridge y Norwich conectan con ferris que navegan de Harwich a Hoek van Holland, donde otro tren continúa hasta Róterdam y Ámsterdam. El viaje dura unas 9 h y cuesta desde 56 £ ida.

Por mar

Varias compañías operan con ferris para transporte de coches/pasajeros entre los Países Bajos y el Reino Unido; la mayoría ofrecen servicios especiales y también paquetes tren-ferri-tren.

Es imprescindible reservar para los coches en temporada alta, mientras que a las motocicletas normalmente se les encuentra un hueco. La mayoría de los ferris no cobran por transportar una bicicleta y les sobra espacio para cargarlas.

Stena Line (www.stenaline.co.uk) navega entre Harwich y la localidad de Hoek van Holland, 31 km al noroeste del Róterdam, comunicada con el centro de Róterdam por tren (30 min). Los ferris rápidos HSS tardan 5½ h y zarpan dos veces al día en cada dirección. Los ferris nocturnos tardan 8½ h (1 diario), lo mismo que los ferris normales (1 diario). Los pasajeros a pie pagan desde 39 £ ida. Las tarifas de un coche con conductor se mueven entre 59 y 285 £ ida dependiendo de la temporada y el día de la semana. Las butacas reclinables y los camarotes se pagan aparte y son obligatorios en travesías nocturnas.

P&O Ferries (www.poferries.com) pone a diario en servicio un ferri nocturno (11¾ h) entre Hull y Europoort, 39 km al oeste del centro de Róterdam. Los billetes de autobús (40 min) a/desde Róterdam deben reservarse al mismo tiempo que la litera. Las tarifas por un viaje de ida parten de 108 £ por un pasajero a pie y 134 £ por un coche con conductor. Los precios incluyen literas en un camarote interior; también se ofrecen camarotes de lujo. Los precios se multiplican como mínimo por dos en temporada alta.

DFDS Seaways (www.dfdsseaways.co.uk) navega entre Newcastle y la ciudad de IJmuiden, 30 km al noroeste de Ámsterdam, comunicada con Ámsterdam en autobús; la travesía dura 15 h, con salidas diarias. Los precios parten de 67 £ por un pasajero a pie en un camarote económico, más 148 £ por un coche. Los precios suben en temporada alta.

Cómo desplazarse por los Países Bajos

El tamaño reducido de los Países Bajos facilita muchísimo los desplazamientos.

Avión en los Países Bajos

No hay vuelos nacionales dentro de los Países Bajos.

Bicicleta en los Países Bajos

Los Países Bajos son fabulosos para desplazarse en fiets (bicicleta). Casi todos los medios de transporte, como trenes y autobuses, admiten pasajeros con bicicletas. Las pistas para ciclistas llegan a casi todas partes.

Cualquier localidad neerlandesa que se visite estará probablemente alfombrada de carriles-bici, ya sea en las propias calles o en vías anexas.

Barco en los Países Bajos

Los ferris conectan todo el año el territorio continental con las islas Frisias; además, en temporada operan servicios interinsulares entre Texel, Vlieland y Terschelling.

Los ferris de pasajeros cruzan el Westerschelde (Escalda Occidental) en el sur de Zelanda, uniendo el suroeste del país con Bélgica; estos servicios son muy utilizados por quienes llegan a la terminal de Zeebrugge y suelen funcionar todo el año.

El Waterbus (www.waterbus.nl) es un excelente servicio de ferri rápido que une Róterdam con Dordrecht y con los destinos turísticos de Kinderdijk y el Parque Nacional de Biesbosch. Los barcos salen todo el año, pero algunas rutas son estacionales.

Otros muchos servicios menores proporcionan conexiones a través de la infinidad de canales y vías navegables de los Países Bajos.

Alquiler

Alquilar una embarcación es una manera habitual de recorrer ríos, lagos y mares interiores. Se consiguen embarcaciones de todas las formas y tamaños, desde canoas hasta motoras, pequeños veleros y antiguas balandros de carga. Los precios abarcan un amplio espectro y existen centenares de empresas de alquiler por todo el país.

Autobús en los Países Bajos

Los autobuses se utilizan más para el transporte regional que para largas distancias, más fáciles de cubrir en tren, y proporcionan un servicio vital, sobre todo en algunas partes del norte y el este donde los trenes son menos frecuentes o inexistentes. Las tarifas se establecen por zonas. Por lo general, los billetes se pueden comprar al conductor al subir al autobús (OV-chipkaart desechable de un solo uso; 2-5 € para distancias modestas), pero la mayoría de la gente paga con una OV-chipkaart recargable.

El transporte en autobús es de clase única. Algunas regiones tienen abonos de un día válidos para todos los autobuses; pregúntese a cualquier conductor: suelen ser muy amables.

Automóvil y motocicleta en los Países Bajos

La red de carreteras de los Países Bajos es extensa pero con congestiones frecuentes. Las vías que circunvalan Ámsterdam, la A4 en sentido sur hasta Bélgica y la A2 en dirección sureste hasta Maastricht suelen atascarse en hora punta y durante los períodos de muchos desplazamientos; no son raros los atascos de 350 km o más durante la época de vacaciones.

Las carreteras secundarias suelen estar bien cuidadas, pero la campaña para desincentivar el uso del coche genera numerosos obstáculos para los automovilistas; las carreteras de dos carriles se repintan para convertirlas en vías monocarril con anchos carriles-bici, o bien se colocan barreras, bandas sonoras y otros inventos para ‘calmar’ el tráfico.

Aparcar un coche en las ciudades principales puede ser un calvario, además de caro. Las ciudades limitan el aparcamiento para desincentivar el uso del coche y las tarifas son caras: los hoteles presumen de ofrecer a sus huéspedes tarifas “con descuento” de 30 €. Otra posibilidad es recurrir a un aparcamiento disuasorio “Park&Ride”, más baratos y frecuentemente no muy apartados del centro de la ciudad.

Clubes de automovilistas

ANWB (www.anwb.nl) es el club de automovilistas de los Países Bajos, con oficinas en casi todas las ciudades y poblaciones grandes. A los socios de clubes automovilistas de otros países se les facilita asistencia, mapas gratis, descuentos y otros servicios.

Permisos de conducir

Los visitantes de fuera de la UE pueden conducir en los Países Bajos con sus carnés extranjeros durante un período máximo de 185 días por año natural. Los permisos de la UE se aceptan todo el año.

Al alquilar un coche, hay que presentar un permiso de conducir válido. No se exige el permiso internacional de conducir.

Carburante

La gasolina es muy cara y con precios fluctuantes. Los precios se sitúan por lo general en 1,76 €/l. La gasolina es benzine en neerlandés. El diésel (1,45 €/l) sale más barato; vale la pena alquilar un coche diésel.

Para precios actualizados de los carburantes, consúltese www.fuel-prices-europe.info. Los automovilistas ahorradores que se encuentran cerca de la frontera belga suelen cruzarla para llenar el depósito (los fumadores aprovechan para comprar tabaco) gastándose unos 0,20 €/l menos.

Alquiler de coches

  • Las principales agencias de alquiler tienen numerosas oficinas en los Países Bajos.
  • Menos en Ámsterdam y los aeropuertos, las agencias de alquiler pueden estar mal ubicadas si se llega en tren.
  • La edad mínima para alquilar un coche en los Países Bajos son 23 años. Algunas agencias cobran un pequeño recargo a los conductores con menos de 25 años.
  • Para alquilar hace falta una tarjeta de crédito.
  • Menos del 4% de los vehículos europeos son automáticos; si se quiere un coche sin cambios, hay que reservar con mucha antelación y contar con que se pagará un elevado recargo.

Seguros

La renuncia de responsabilidad por daños por colisión (CDW), una póliza que limita la responsabilidad económica por daños, supone un costoso incremento del precio del alquiler, pero puede salir a cuenta. Como es natural, si no se contrata este seguro, la responsabilidad por los daños puede llegar hasta el valor total del vehículo.

Muchas tarjetas de crédito y pólizas contratadas en el país de origen ofrecen cobertura del tipo CDW; conviene verificarlo antes de contratar la costosa CDW (desde 10 €/día).

En la mayoría de las agencias, la CDW no cubre los primeros 500-1000 € de daños. Para cubrir este importe normalmente se puede añadir a la póliza otro recargo de unos 10-20 €/día. Véase lo que cubre la tarjeta de crédito y el seguro de automóvil de propio país; quizá no haga falta añadir nada más.

Normas de circulación

Las normas son similares a la del resto de Europa continental. Se requiere plena concentración al volante porque quizá haya que ceder el paso a una rápida sucesión de coches, peatones y bicicletas que salen de no se sabe dónde.

  • Se circula por la derecha.
  • La edad mínima para conducir son 18 años para coches y 16 años para motocicletas.
  • El cinturón de seguridad es obligatorio para todos los pasajeros del vehículo, y los menores de 12 años deben viajar en el asiento trasero si hay sitio.
  • Los tranvías siempre tienen preferencia.
  • En los giros a la derecha las bicicletas tienen preferencia.
  • En las rotondas hay que ceder el paso a los vehículos que ya están circulando por ella.
  • Los límites de velocidad son 50 km/h en zonas urbanizadas, 80km/h en el campo, 100 km/h en vías interurbanas y 120 km/h en autopistas (a veces 100 km/h, claramente señalizado). Las cámaras que controlan la velocidad están por todas partes.

Transporte público en los Países Bajos

En casi todas las ciudades circulan autobuses y tranvías; Ámsterdam y Róterdam cuentan con redes de metro.

Taxi

Aunque se suelen pedir por teléfono –oficialmente no se pueden parar en la calle–, los taxis aguardan también por fuera de las estaciones de ferrocarril y los hoteles, y cuestan unos 12-15 € por 5 km; incluso las carreras cortas pueden salir caras en las ciudades.

Tren

Los trenes neerlandeses son eficaces, rápidos y cómodos, con servicios frecuentes (a veces cinco o seis cada día) a destinos nacionales. La red ferroviaria es excelente y lo más probable es que no se necesite ningún otro medio de transporte para moverse por el país, aunque conviene hacer algunas advertencias.

  • La compañía ferroviaria nacional NS (Nederlandse Spoorwegen; www.ns.nl) explota las principales líneas. En el norte y el este se ha transferido la gestión de algunas líneas menores a compañías privadas de autobuses y trenes, pero los horarios y tarifas siguen siendo los de la red nacional.
  • Las bicicletas pueden transportarse en los trenes.
  • Las estaciones informan sobre la hora de salida de los trenes, pero no especifican la duración del viaje ni la hora de llegada; habrá que consultar estos detalles en línea o preguntar en los mostradores de venta de billetes o información.
  • El servicio se interrumpe más o menos de 24.00 a 6.00 excepto en el circuito Ámsterdam-Schiphol-Róterdam-La Haya-Leiden, donde los trenes circulan cada hora durante toda la noche.
  • Los trenes de alta velocidad de NS operan entre Ámsterdam, Schiphol, Róterdam y Breda.
Estaciones de ferrocarril

Las estaciones grandes y de tamaño medio ofrecen una amplia variedad de servicios: cambio de divisas, cajeros automáticos, tiendas de comestibles, máquinas expendedores de tentempiés como las de la cadena FEBO, zonas de restauración, floristerías, etc.

Lo más habitual es que las estaciones pequeñas no ofrezcan ningún servicio, ni tan siquiera una ventanilla de venta de billetes atendida por un empleado (se compran en máquinas expendedoras); esto suele ocurrir en las líneas no explotadas por NS.

Consigna

Muchas estaciones de ferrocarril disponen de consignas automáticas (Bagagekluizen) en un andén que funcionan con tarjeta de crédito. La tarifa de un día en la mayoría de las estaciones es de 3,85/5,70 € por 24 h por una taquilla pequeña/grande. Si se regresa después de pasadas 24 h, habrá que insertar la tarjeta de crédito para pagar 5,55/8,45 € por cada 24 h siguientes.

El tiempo máximo de alquiler son 72 h, pasadas las cuales la estación se reserva el derecho de sacar los bultos, enviarlos a la oficina central de objetos perdidos en Utrecht (0900 321 2100) e imponer una multa de 70 € que se añaden a la tarifa de 24 h más alta.

Las consignas de las estaciones de Ámsterdam (7/10 € por 24 h), Róterdam (6/9 €), La Haya (6/9 €) y Utrecht (6/9 €) son más caras.

Algunas estaciones muy frecuentadas por excursionistas (p. ej., Enkhuizen, Delft) no tienen consigna.

Billetes de tren

Los precios de los viajes en tren son razonables en los Países Bajos. Aquí consignamos las tarifas aplicables con una OV-chipkaart ; añádase un recargo de 1 € sobre el precio indicado si no se tiene una OV-chipkaart.

Al comprar billetes en los Países Bajos, recuérdese que las tarjetas de crédito y débito extraeuropeas son casi imposibles de usar.

Máquinas de billetes La mayoría solo aceptan tarjetas bancarias neerlandesas, alrededor del 25% aceptan monedas y ninguna acepta billetes. En todas figuran las instrucciones en inglés.

Ventanillas de venta de billetes Las hay en las estaciones de medianas a grandes. Los empleados hablan inglés y son amabilísimos. Las colas pueden ser largas y las ventanillas pueden estar cerradas por la noche.

En línea Los billetes electrónicos son fáciles de comprar en la web de NS, pero hay que imprimirlos. Para algunas rutas, que pueden figurar en la aplicación Reisplanner Xtra, se ofrecen billetes para móviles. Las tarifas aplicables en línea son las mismas que para los billetes comprados con un OV-chipkaart, es decir, que no hay que pagar 1 € de recargo.

Si al llegar a una estación se encuentra cerrada la ventanilla de venta de billetes y no se tienen monedas para las máquinas, lo mejor es subir al tren, buscar al revisor y explicarle el caso (ellos conocen estas situaciones, así que no hace falta inventarse nada). Lo más normal es que vendan un billete sin cobrar la multa (50 €) aplicable por subir sin billete. En caso de que impongan la multa, se puede solicitar el reembolso en una ventanilla de venta de billetes.

Reservas

Para trenes nacionales basta con acudir a la estación: es raro que haya que esperar más de 30 min por un tren. La reserva sí es necesaria para los trenes internacionales.

Tipos de billetes
  • Enkele reis (ida): billete sencillo de ida; con un billete válido se puede interrumpir el viaje a lo largo de la ruta.
  • Dagretour (ida y vuelta el mismo día): billete normal de ida y vuelta; cuesta lo mismo que dos billetes de ida.
  • Dagkaart (abono de día): 50,60/85 € por 2ª/1ª clase y permite viajar en tren sin limitaciones por todo el país; solo sale cuenta si se prevé viajar mucho un día determinado.
  • Holland Travel Ticket: viajes ilimitados durante un día en trenes (2ª clase), autobuses, tranvías y metro de todo el país (55 €); la modalidad de temporada baja (39 €) impide utilizar el abono de 6.30 a 9.00 entre semana.
  • Railrunner:2,50 €; abono de un día para niños de 4-11 años válido en todo el país.

Los retrasos que superen ½ h –con independencia de la causa– dan derecho al reembolso. Los retrasos de 30-60 min garantizan un reembolso del 50%, y los de 1 h o más, del 100%.

Los trenes internacionales obligan a los pasajeros a comprar los billetes con antelación y llevan recargos, pero las tarifas también se abaratan con compra anticipada.

Abonos

Existen varios abonos para residentes dentro y fuera de los Países Bajos; deben comprarse antes de llegar al país, pero no salen muy a cuenta ni aun cuando se tenga previsto viajar mucho en tren.

Eurail (www.eurail.com) Los ciudadanos extraeuropeos que residan fuera de Europa pueden comprar un abono Benelux, válido para viajar durante varios días de un mes en todos los trenes dentro de los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo; cuesta 158/190/221/297 US$ por 3/4/5/8 días en 2ª clase.

InterRail (www.interrail.eu) Para europeos residentes en Europa, un abono Benelux válido para 3/4/6/8 días en un mes cuesta 226/272/354/427 €.

Clases en los trenes

El viaje más largo en tren dentro de los Países Bajos (Maastricht-Groninga) dura unas 4¼ h, pero la mayoría dura mucho menos. Los trenes cuentan con secciones de 1ª clase que la máyoría de las veces apenas se diferencian de las de 2ª clase y, por la corta duración de los viajes, no compensan el coste extra.

A pesar de lo anterior, la 1ª clase puede compensar el gasto de más durante los períodos con mucho tráfico de viajeros, cuando hay sobredemanda para los asientos en 2ª clase.

Tipos de trenes

En orden descendente de velocidad:

Thalys (www.thalys.com) Trenes de alta velocidad como los AVE españoles y los TGV franceses, cómodos y con wifi, que van hacia el sur desde Ámsterdam, Schiphol y Róterdam hasta Bélgica y París. Por las fluctuaciones de los precios, es imprescindible reservar con antelación para obtener la tarifa más baja.

ICE (Intercity Express; www.nshispeed.com) Trenes rápidos alemanes que van de Ámsterdam a Colonia y siguen hasta el aeropuerto de Fráncfort y la ciudad de Fráncfort. Los neerlandeses pagan un recargo; las tarifas también cambian continuamente: resérvese con la máxima antelación posible.

Intercity Los mejores trenes convencionales para rutas nacionales, con tarifas fijas. No pasan por las estaciones pequeñas. Los coches suelen ser de dos pisos, con aire acondicionado.

Sneltrain (tren rápido) No es un Intercity, pero sí menos lento que un stoptrein. Quizá no tenga aire acondicionado.

Stoptrein (tren con paradas) Hacen todas las paradas y nunca ganan velocidad. Algunos no tienen aseos.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Playa nudista
Las mejores playas nudistas del mundo y consejos de expertos bloggers para quienes tengan curiosidad por probar la desnudez social por primera vez.
Familia viajera en las montañas
Una selección de 6 blogs de familias viajeras referentes en España que cuentan en primera persona su experiencia de viajar con niños por el mundo.
Galyna_Andrushko_Shutterstock
Bombay (Mumbai), India
En el mundo hay un montón de ciudades de primera línea y de visita casi obligada, que podrían tomarse por capitales de país, pero no, no lo son. Aquí van 10 de las más conocidas.
Sapsiwai_Shutterstock