Bienvenidos a Fiyi

Hay que adaptarse al ritmo de Fiyi, explorar las exquisitas playas, las maravillas submarinas, los exuberantes interiores y la...

Bienvenidos a Fiyi

Hay que adaptarse al ritmo de Fiyi, explorar las exquisitas playas, las maravillas submarinas, los exuberantes interiores y la fascinante cultura del archipiélago sin prisa.

Arenales impresionantes, palmeras perfectas y aguas de un azul brillante: las playas de Fiyi parecen irreales, y las de las islas Mamanucas y Yasawas son la imagen del paraíso.

Es fácil pasar las vacaciones en el agua, pero quien se anime a dejar la toalla se verá recompensado por múltiples tesoros en tierra firme. Fiyi ofrece muchas posibilidades de senderismo, avistamiento de aves, paseos y recorridos por la naturaleza, sobre todo en las islas de Taveuni y Kadavu, poco transitadas y sin apenas carreteras.

Para los amantes de la fauna urbana, Suva tiene una sorprendente vida nocturna, mientras que ciudades como Savusavu atraen por sus divertidas tabernas y sus locales para lugareños. En cuanto a los fiyianos, son gente muy abierta y acogedora, con fama de hospitalarios y cálidos; es fácil hacer amigos o integrarse en su cultura si uno se aloja en una casa particular.

Información práctica

 
1
La cálida Suva ofrece una combinación multicultural del Fiyi colonial y contemporáneo. Bonitos edificios y monumentos antiguos pueblan el animado puerto. El centro alberga modernos establecimientos...
2
En un valle del altiplano de Nausori, la impactante localidad de Navala es el mejor lugar de Fiyi para descubrir la auténtica y ancestral vida indígena, el último bastión de arquitectura tradicional...
3
Solitaria isla calcárea entre las volcánicas Yasawas, Sawa-i-Lau encierra un misterio en sus oquedades: relieves, pinturas e inscripciones de edad y significado desconocidos. Se accede con...
4
La geología se aprecia en las espectaculares tierras altas de Namosi. Escarpados cañones pueblan el río Wainikoroiluva y las espectaculares cortinas rocosas forman el decorado de la más espectacular...
5
Fiyi es uno de los mejores lugares que existen para hacer un hang ten, con olas perfectas y tremendos tubos que atraen a surfistas del mundo entero. Sus olas más famosas se consiguen en la colosal...
6
Cardenales, chichones y gritos de “¡Es lo más divertido del mundo!” están a la orden del día en esta cascada natural de toboganes de agua en la isla Taveuni. Hay que empezar observando a los chavales...
7
El Salvaje Oeste se encuentra con los mares del sur en Levuka, la antigua capital colonial de Fiyi y su único lugar Patrimonio Mundial de la Unesco. Es fácil imaginar a los marineros armando tumultos...
8
Exuberante, increíblemente verde y húmeda, la “isla jardín” de Fiyi es el paraíso de los senderistas, donde incluso el paseo más corto permite avistar aves endémicas raras, árboles gigantescos y...
9
Un sol ardiente, cristalinas aguas color turquesa y excelentes servicios son la norma en las islas Mamanuca y Yasawa, frente a la costa oeste de Fiyi. Cerca de Viti Levu, las Mamanuca ofrecen todo...
10
Hasta los buceadores más experimentados quedan asombrados ante la claridad del agua, que puede superar los 30 m, y unos servicios de primera aseguran el entretenimiento durante todo el día. Desde...
Mapa

Descubrir Fiyi de otra forma

iati seguros

Artículos más leídos

Estados Unidos
Desde el blog de Lonely Planet os ofrecemos una guía con los 10 mejores países a los que viajar durante el 2016. Descubre los mejores destinos del momento.
Arantza Arce Hernández
Tahití, Pacífico
Cómo encontrar la isla perfecta. Ni los geógrafos se ponen de acuerdo en cuántas islas hay en el Pacífico, pero seguro que hay una a medida de cada viajero.
Gloria Manna - Flickr
Fiyi, Oceanía
Descubre por qué Fiyi ha sido elegido por Lonely Planet TOP 10 del 'ranking' de países Best in Travel 2016.
Martin Valigursky / Shutterstock

Dónde dormir

Con más de 1.750.000 alojamientos e innumerables ofertas que se actualizan a diario, el viajero podrá reservar el hotel, la villa, el apartamento o incluso el riad ideal para disfrutar al máximo su estancia.